Aplicación de Ejercicios del Bateo


USA Baseball


Un ejercicio es una manera de enseñar y desarrollar habilidades a través de la repetición. Los mejores ejercicios no sólo son grandes herramientas para el desarrollo de habilidades, sino también mantienen a los jugadores interesados y activos durante el entrenamiento.
Un componente clave de maximizar el trabajo de ejercicios es no apresurar al bateador. El bateador debe trabajar en mantener la misma preparación física, además del mismo proceso de pensamiento relajado para cada lanzamiento. Esto permite que el bateador desacelere el partido, relaje, vea la pelota y golpee la pelota. El objetivo debe ser siempre que el bateador pueda repetir sus mecánicos en un ambiente controlado para que se mantenga en los partidos.
Hay tres razones principales para ejecutar ejercicios. Es importante seleccionar ejercicios con propósitos que corresponden a los objetivos de entrenamiento. Los tres propósitos principales de los ejercicios son:

1. Introducir Habilidades

Los ejercicios que presentan nuevas habilidades a los jugadores deben enfocarse en un objetivo muy específico. Se deben dar a los jugadores suficiente tiempo para completar el ejercicio para que retengan las nuevas habilidades. Cuando presentes la nueva habilidad, utiliza ejercicios que son repetitivos, enfocados y que se enfocan en los fundamentos uno por uno.

2. Mantener Habilidades

Los ejercicios que mantienen las habilidades de los jugadores se enfocan en repetir los grupos de habilidades para que se conviertan en instinto. Cuando se usan los ejercicios que mantienen las habilidades, es importante que los ejercicios sean repetitivos y que ilustren, evalúen y midan la ejecución de las habilidades. Estos ejercicios se deben hacer de una manera parecida a un partido.

3. Perfeccionar Habilidades

Los ejercicios que pretenden perfeccionar las habilidades se enfocan no sólo en las habilidades mismas, sino también en la comunicación, la cadencia, la exactitud y la consistencia. Estos ejercicios requieren más preparación y dedicación, y típicamente exigen más de los jugadores. Cada aspecto del conjunto de habilidades debe unirse en uno solo ejercicio.

En general, los ejercicios son buena manera de lograr objetivos, de enseñar nuevas habilidades a los jugadores y de perfeccionar las habilidades que los jugadores tienen ya. Aquí están algunos puntos clave de recordar a la hora de seleccionar ejercicios:

La longitud del ejercicio debe depender del nivel de competencia y la edad de los jugadores
Los ejercicios cortos con intensidad son más eficaces que los ejercicios más largos con respiro
La repetición es esencial para retener habilidades nuevas y mantener habilidades previas
Organizar los ejercicios para que correspondan a las necesidades de los jugadores
Planificar para obtener el equipo que se puede requerir para los ejercicios, y para reducir el tiempo que se necesita para armarlo
Crear un plan de entrenamiento que fluye fácilmente de un ejercicio a otro
Estudiar los ejercicios para que se pueda explicarlos fácilmente a los jugadores

HACER QUE LOS EJERCICIOS SE PAREZCAN A PARTIDOS

Los ejercicios que se hacen para mantener o perfeccionar las habilidades se deben hacer a ritmo de partido. Esto quiere decir que dichos ejercicios deben ser bastante desafiantes para imitar la velocidad a la que el jugador tendría que completar las habilidades en un partido. Para hacer que un ejercicio se parezca a un partido, se puede:

Meter prisa al ejercicio
Añadir corredores de base a ejercicios defensivos
Combinar ejercicios de bateo con ejercicios de fildeo
Añadir corredores de base a ejercicios de situaciones ofensivas
Convertir los ejercicios en competiciones
Animar a los jugadores a jugar a toda velocidad
Medir cada ejercicio y hacer que los jugadores traten de obtener mejores tiempos con cada nueva repetición
Fomentar comunicación y trabajo en equipo entre los jugadores
Hacer que los jugadores se visualicen en un partido durante el ejercicio